domingo, 26 de mayo de 2013

Vicente Luis Mora muestra su inteligencia en su cuenta de Twitter.

Lo que sigue son twits escritos por Vicente Luis de Mora en su cuenta de Twitter. Lector Iracundo promete solemnemente no haber añadido a ellos colorantes o conservantes. Se presentan así en toda su natural gloria, que es más bien poca.






La persona (si de tal se puede calificar al autor de lo anterior) de Vicente Luis Mora trabaja en el Instituto Cervantes de Marrakech, el cual debería ser cerrado ipso facto y convertido en un almacén de dátiles, lo cual no implicaría grandes cambios en su funcionamiento.

Comparaciones estúpidas, citas de memeces, chistes sin gracia, pensamientos propios de un adolescente cateto, esta es la auténtica obra de este superevolucionado mandril. Tiemblo de excitación ante la idea de acercarme a sus libros, que habrán de ser un petardo documento de la estupidez de este siglo y de parte del anterior. Quien escribe semejantes majaderías en Twitter muestra la edad mental de una efímera.

Pero hay algo más grave: este sujeto es un mamandurriero profesional de los público, sin lo cual jamás podría llegar a haber existido. Obviamente sus libros no los compra ni Dios: son esos libros que se le publican a las personas que ocupan cargos o reparten dinero público. Hay quien incluso asegura que un director de Instituto Cervantes cobra unos 100.000 euros al año. ¿Cuál es el resultado de estos 100.000 euros? Puede comprobarse al comienzo de este post: atrofia mental, involución subhumana, despilfarro público y comunicación pública de todo ello.

Vicente Luis Mora cobra dinero público por comportarse como un mendrugo incompetente y hacer cabriolas en twitter para hacer reír a gente de inteligencia parangonable a la suya. Este sujeto se cree tan invulnerable que no duda en autohumillarse haciendo el cateto. ¡Es un espectáculo dantesco!

Lector Iracundo solicita el cese inmediato de Vicente Luis Mora de su cargo en el Instituto Cervantes y su substitución por una autoridad en materia de lengua española.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comentar: