lunes, 12 de diciembre de 2011

Lorenzo Silva, Eugenia Rico, Alberto Olmos y Elvira Navarro defendieron la Ley Sinde.

Hace poco se ha conocido la feliz noticia de que la Ley Sinde se ha ido a tomarporculolandia, porque aprobarla «sería el final del Partido Socialista Obrero Español», según el archiconocido Pepiño. Además, sólo hubiera servido para hacer el gilipuertas durante unos meses. Hasta se ha prohibido Europa, de tan tontolaba que era.

Lo primero un bailoteo:

A tomaar por culo,
matarile-rile-rile,
a tomaar por culo,
matarile-rile-ron.
CHIN-PON.

Ahora vamos a reírnos un poco, porque me acabo de enterar que Lorenzo Silva, Eugenia Rico, Alberto Olmos y Elvira Navarro defendieron la Ley Sinde. De algunos no se sabía.

Lorenzo Silva: «Que alguien me explique -lamenta Silva- por qué el dinero de un creador tiene que ir a parar al dueño de Megaupload».
Pues será porque el autor no es muy listo, el editor tampoco, el librero menos y la industria ni te cuento. ¡Que avise a Megaupload su editorial, con sus becarios que no cobran horas extra! ¡No te jiba!

Eugenia Rico: «cultura del gratis total, responsable de un profundo desprecio por la cultura».
Y ahora dos jovenzuelos que casi salen en ropa interior de casa cuando les dieron la oportunidad de salir a... ¿qué ha dicho que tenemos que apoyar? ¡No a la guerra! Ups. ¿No era eso? ¡No al iPhone! Uy, que tampoco. Pues entonces, ¿qué?

Alberto Olmos: «Alguna medida se tiene que tomar, ¿no? La cultura literaria está muy despreciada y eso tiene que ver con internet, donde la escritura no vale nada, se escribe para Google».
Eso tendrá que ver con la libertad de expresión de Internet, donde no nos pueden engañar con la última de tus novelas. Obsérvese la gilipuertez de escribir para Google, que no significa nada.
Alberto Olmos: «Existe la creencia generalizada de que escribir no tiene mérito. Hasta ahora solo se ha hablado de este tema relacionándolo con el cine y con la música porque es ocio, porque se trata de cómo pasan el rato el domingo viendo “Torrente 4” en el ordenador».
Vamos a ver Albertito: cuando lo que se escribe está al nivel de Torrente 4, pues no, no tiene mérito. ¡Rápido! ¡Hazte fotos! ¡Sal en muchas portadas para suplirlo!

Elvira Navarro: «Me fastidia la esloganización que lleva asociado todo este tema, que te obliguen a polarizarte».
¡Pues haberte quedado en casa, rica! Pero entonces no hay foto. Ups.

Alberto Olmos: «Los que defienden la cultura gratis creen que el resto somos trogloditas y no es así. La gente paga burradas por aparatos electrónicos, pero no por libros, y no se dan cuenta de que sin libro no hay aparato».
Pero es que los aparatos electrónicos no son una basura escrita, hinchada por la propaganda y el amiguismo garrulo. Y no te arrepientes de haberlos comprado. ¿Por qué la gente se compra un iPhone en lugar de comprarse un libro de Alberto Olmos? Porque el iPhone los deja satisfechos.

Lorenzo Silva: «copiar es ilegal y si además te lucras es delito».
Mentir es ilegal y, si ademas se hace publicidad engañosa, es delito.



La piratería es justicia social.

Ñaañaa-ñañaaaña.

4 comentarios:

  1. Hace ya dos años, un autor de webcómics dio su opinión respecto a los derechos del autor y eso llamado la SGAE. personalmente, estoy muy de acuerdo.

    http://www.ehtio.es/comic/hecho-y-derecho/632

    ResponderEliminar
  2. Al margen de SGAE y ley Sinde, la cosa se reduce a esto: que alguien me explique por qué un libro o un disco o una peli tienen que ser gratis. Es así de simple. Cuesta dinero hacerlos, por no hablar de todo aquello referido al arte, más concretamente, TALENTO. En serio, que alguien me aclare la necesaria gratuidad de las obras, y saldré el primero a defenderla.

    ResponderEliminar
  3. Al margen de ley Sinde y SGAE, la cosa se reduce a esto: que alguien me explique por qué un libro, una peli, un disco tienen que ser gratis. No sólo cuesta dinero hacerlos, físicamente, quiero decir, sino que representa la culminación de un esfuerzo por parte del autor. Talento, se llamaba. Creo. En serio, aclaradme por qué está justificada la gratuidad de las obras y seré el primero en salir a defenderla.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que tienen es que estar a la venta. Y baratitos.

      Eliminar

Comentar: